Tras el éxito de la tendencia de los cups cakes y las tartas decoradas con motivos realizados con fondant, esta se traslada a la repostería nupcial.

Esta tendencia se trataría de diseñar pasteles nupciales decorados con tonos pasteles y que contienen motivos realizados con fondant como pueden ser: las flores (en especial las rosas y las orquídeas) que hagan juego con el ramo de la novia, bordados impresionantes que hagan juego también con los del traje de la novia, lazos, mariposas, los anillos, frases especiales pintadas a mano, etc.

En definitiva el objetivo es diseñar diseños espectaculares y heterogéneos acordes con los gustos, aficiones etc. de los novios o de la temática en cuestión que tenga la boda.

Un conjunto de elementos que harán de la tarta nupcial una obra de arte digna de ser admirada.